19 agosto 2011

Grandes frases

"Se puede medir el grado de desarrollo de una civilización por la capacidad de los individuos que la componen a mantener una fila ordenada sin la ayuda de medios físicos."
(Conjetura de Jose).

7 comentarios:

Viktor dijo...

... por ejemplo, las hormigas. Y sé de qué estoy hablando.

Viktor dijo...

... o la cola del paro! Eso si que demuestra 'grado de desarrollo de una civilización'.

Jose Antonio dijo...

Me temo que en algunos de los países que consideramos más civilizados del mundo es más fácil mantener la calma que lo que es hacerlo en las colas del paro de, por ejemplo, España nuestro país, je, je, y lo digo por experiencia. Porque en esos países las tasas del paro son ridículas y si uno va a la oficina de empleo en esos países a lo mejor lo hace con unas perspectivas mejores de lo que uno lo hace aquí. Así que puedo llegar a entender que en algunos países sea más fácil esperar en la cola del palo. Que tal chicos!!!??? Ya estoy de vuelta y dentro de una semana a currar. Aunque por lo menos lo haré con el consuelo de un Burricán muy activo de nuevo!!!

Agnieszka dijo...

Que los consideréis más civilizados no quiere decir que lo sean. Además es puro racismo y prejuicios porque quiere decir que hay otros que consideráis menos civilizados o sea peores que vosotros, aunque en realidad significa que no sabéis nada de ellos, y muchos ni siquiera sois capaces de indicarlos en el mapa. Me gustaría que "fuera sólo una forma de hablar". Y no estoy empezando "otra polémica" sino intento de dar un poco de coherencia a lo que se dice muchas veces sin pensar.
En cuanto a las colas, por experiencia mía, los italianos son los peores. ¿Serán "menos civilizados"? Además, a ver cómo nos comportaríamos todos en una cola para obtener comida como los sudaneses en los campos de refugiados en Kenia...

Cris dijo...

Hola a todos! Unas reflexiones muy interesantes que dan mucho que pensar... la conjetura en cuestión nació de una cola para comprar la entrada a un museo, acababan de abrir la taquilla, sólo éramos unas 50 personas pero el mostrador de unos 5 metros de longitud se sobrepasó por todas las esquinas y la pobre chica que vendía las entradas no sabía por donde empezar cuando vio la avalancha...

un saludo!

Agnieszka dijo...

Entonces el problema fue de la chica que no sabía organizarse, no de la gente, independientemente de su origen...

Jose dijo...

Que va, el problema no lo tenía la pobre chica. El problema en este caso era la gente. Imagínate: se abre la estrecha puerta exterior del museo, la gente entra medio corriendo para recorrer los 15 metros que hay antes de un ancho mostrador y se reparte por todo el sitio como para que los atiendan antes que a nadie. Empujando. En plan competitivo. Muy cómico. En fin, no diremos donde era ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails