21 septiembre 2010

Tourmalet, Lourdes, Tramassel

Cruzamos una vez más el Tourmalet...




Atascos y más atascos :)

Hicimos una parada con la intención de visitar la cueva de Médous. Además de tener las típicas normas anti-foto este sitio se caracteriza por no tener horarios, simplemente esperan a tener un mínimo de seis clientes dispuestos a pagar y solamente entonces hay visita. Lo nunca visto. Sobradísimos. Para nosotros fue una buena pérdida de tiempo. Así que esta será la única foto de la cueva:

No es muy representativa, pero es lo máximo que pudimos conseguir :)

A continuación fuimos hasta la famosa cueva de Bétharram. Este lugar tiene una historia curiosa: a principios del siglo XIX un bretón llamado Léon Ross visitó la zona y decidió comprar los terrenos y quedarse para intentar explotarlos comercialmente. La jugada le salió muy bien y los herederos son los dueños actuales, con lo que esta cueva es de titularidad privada y esto se nota en las tarifas de entrada (ya que pueden aplicar libremente los precios que crean convenientes). La visita en sí no es nada del otro mundo, está muy orientada a un público poco entendido y el guía se limita a repetir anécdotas y curiosidades de dudoso interés como "...esta formación tiene forma de cabra...". Y por supuesto, tal y como viene siendo habitual en las cuevas francesas, al acabar hay petición descarada de propina. En fin.

Otra vez las normas anti-foto, así que ésta es la cueva...

A continuación nos asomamos brevemente a Lourdes. La ciudad en sí no es que tenga mucho que destacar y es que aquí todo se sustenta en el turismo religioso.

Castillo de Lourdes

Así que mejor nos alejamos un poco del mundanal ruido y nos dirigimos al col de Tramassel.










No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails