31 mayo 2009

Selva Negra 2/3

Schiltach es un precioso pueblo donde se pueden ver muchísimas casas típicas de la Selva Negra. Recorrer sus calles a primera hora de la mañana es muy recomendable. La plaza principal está en una cuesta muy pronunciada.







Las cascadas de Triberg son conocidas por ser las más altas de Alemania. Este conjunto de caídas de agua (son siete escalones) se encuentra en el río Gutach. Es un sitio muy concurrido con entrada de pago pero es bastante agradable. No es un tipo de cascada extremadamente espectacular ya que no es una caída única de agua, pero merece la pena. Eso sí, conviene evitar los momentos de mayor afluencia de gente!






Schonach es un pequeño pueblo cuya principal seña de identidad son los relojes de cuco. En la Selva Negra hay varias pequeñas empresas que todavía fabrican artesanalmente este tipo de relojes. Son un elemento bastante tradicional aunque no se conoce con certeza donde se fabricaron por primera vez ni de donde provienen exactamente (también se fabrican en Suiza), en la Selva Negra ya se fabricaban a principios del siglo XVIII.


Y llegados a este punto todos os estaréis preguntando, queridos lectores, dónde está el reloj de cuco más grande del mundo (es una duda existencial que nosotros siempre hemos tenido y que por fin pudimos satisfacer :)). Pues está en Schonach, dentro de esta pequeña casita, que en realidad es el armazón para el mecanismo del reloj que ocupa una gran parte del interior.



Fue gracioso esperar junto con una decena de personas a que el reloj diera la hora en punto para intentar hacer una foto al pájaro... estábamos todos con las cámaras preparadas y... ya está???!!! Los relojes de cuco son pájaros veloces!



El lago Titisee es un lago bastante grande de origen glaciar. En él hay innumerables pequeñas embarcaciones durante los meses estivales.




El Feldberg es el monte más alto de la Selva Negra (1493 m). Es un lugar muy concurrido al que se puede acceder en telesilla o por un camino asfaltado y debido a esto a perdido un poco el encanto.


El lago Schluchsee es el más grande de la Selva Negra y al igual que el Titisee es un lugar de recreo durante los meses de verano:


En el pueblo de Schaffhausen (Suiza) se encuentra la cascada del Rin, que es la más caudalosa de Europa (unos 700 metros cúbicos de agua por segundo en verano). Además, es una atracción turística muy concurrida que ofrece varios tipos de recorrido en barco para acercarse a la cascada.





El ruido es ensordecedor y se oye el rumor de la cascada en todo el pueblo.




El mejor punto de vista se consigue subiendo al pico que está en el medio de la caída, aunque está muy saturado de gente y se puede estar mucho tiempo haciendo cola para llegar arriba, como nos ocurrió a nosotros. La estrecha escalera se atascó con la gente que pretendía subir y los que querían bajar no tenían por donde hacerlo...



Waldshut es un pueblo que se encuentra muy cerca de la frontera suiza. La alargada plaza merece la visita:



Y hasta aquí el segundo día!

30 mayo 2009

Selva Negra 1/3


La Selva Negra (Schwartzwald) es una zona ondulada y boscosa del sur de Alemania. Se conoce así a esta zona debido a la densidad de las abetales que hacen que la luz penetre muy poco en el interior de los bosques. La traducción al castellano textual sería más bien "bosque negro".

Lo cierto es que la zona es demasiado grande como para verlo todo en sólo tres días como lo intentamos nosotros. Lo ideal hubiera sido centrarse en una de las mitades y verla un poco más tranquilamente, haciendo alguna ruta corta de senderismo. El primer día fue un poco caótico porque no teníamos una ruta clara. Además, al principio todos los nombres de los sitios parecen exactamente el mismo, algo así como Hoogeshtrafetoffen.

La primera parada fue en Baden-Baden, un pueblo muy turístico con baños termales donde ya antiguamente la aristocracia y la gente adinerada iba allí de vacaciones a lo que hoy se llamaría "spa". Hay muchos casinos y restaurantes y el ambiente del pueblo es como muy pijillo.




Al alejarse de Baden-Baden ya se empiezan a ver algunas panorámicas como éstas:



Ésta fue también una imagen muy corriente en el retrovisor durante estos días...


Una parada muy habitual y muy concurrida es el lago de Mummelsee:


Es un pequeño lago glaciar de forma circular que se puede rodear en unos 10 ó 15 minutos. El lago en sí es un lugar muy tranquilo aunque a pocos metros hay varios bares y restaurantes muy bulliciosos.



No muy lejos se pueden ver las ruinas del monasterio de Klosterhof. Según la leyenda, el día que se fue el último monje del monasterio cayó un rayo y lo destruyó.



Las cascadas de Lierbach son una visita recomendable a muy poca distancia de las ruinas del monasterio.



Las vistas desde casi cualquier sitio son así de espectaculares y hay muchísimos sitios para poder parar y aparcar el coche a los bordes de la carretera.



El Lotharpfad es una especie de cementerio de árboles que fueron arrancados y tumbados por un huracán que alcanzó unos 200 km/h. Es un sitio un tanto extraño: construyeron un recorrido con pasarelas (todo de madera, claro) para poder pasear entre las "ruinas" de los árboles.



Freudenstadt es el pueblo más importante de la zona norte de la Selva Negra. Su iglesia tiene la particularidad de estar construida con una planta en ángulo recto.


La plaza:



Wolfach es un pueblo muy agradable donde se pueden ver las típicas casas de esta zona. Se pueden ver varias casas con dibujos en sus fachadas. Éste es el ayuntamiento:











Esto es lo que dio de sí el primer día.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails