07 agosto 2009

Fjällbacka, Smögen

A lo largo del recorrido que va desde Oslo a Gotemburgo, la costa está llena de pequeños pueblos de pescadores y de islas con preciosas calas. Algunos de los pueblos más bonitos son Fjällbacka y Smögen. En estos sitios lo que abunda son paisajes de postal, con pequeñas casas de madera y colores vivos, construídas en medio de las rocas.

Fjällbacka:










Fjällbacka también es conocido por haber sido la residencia de verano de Ingrid Bergman.


Smögen:







En Smögen los largos muelles llenos de tiendas se llenan de gente en verano como si fuese una calle comercial de una gran ciudad.







2 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Lo que me está encantando de estas nuevos de pueblecillos en Noruega es la luz especial que tiene siempre todo, no se si os habeis dado cuenta Jose y Cris, pero hay unos cielos límpios, totalmente desprovistos de contaminación y eso le da una luz suave muy diferente de la mediterranea, más fotogénica diría yo. Y luego esos pueblos de madera que parecen bien, bien lenguas de glaciar bajando hasta el mar o lago correspondiente, en fin, preciosos!!!. Ya he visto que participais en una nueva iniciativa, lo de kedada fotográfica, muy interesante, si señor.

Wjktör dijo...

Lo de la luz es cierto.

Pero no por la contaminación, etc... cada sitio tiene su luz especial (por la vegetación, cercanía a montañas, altura sobre el nivel del mar... mil cosas)
La luz de la Provenza francesa ya es distinta a la de la Catalunya del Sur y eso que están pegadas.
O la de Lisboa, que tiene un encanto especial...
Bueno, es una opinión.

Y eso de los cielos limpios... creo que ya se os estará acabando, jeje. Llega el otoño y por ahí ya refrescará un poco. Abrigaos bien que pronto tendréis las primeras nevadas.

Id pensando en fotografiarnos alguna aurora boreal. Practicad fotografía nocturna.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails