18 junio 2009

Domaine Raversijde (muro del Atlántico)

El dominio Raversijde (aquí), al lado de la ciudad de Oostende, fue propiedad del príncipe Carlos de Bélgica. En este sitio se pueden visitar restos arqueológicos así como la antigua casa del príncipe. Además aquí se encuentran restos del muro del Atlántico que están intactos gracias a que su dueño se opuso sistemáticamente a su destrucción.

El muro del Atlántico era uno de los proyectos faraónicos del Tercer Reich: consistió en intentar fortificar casi toda la costa oeste de Europa, desde el norte de Noruega hasta los Pirineos (unos 5.300 km), con el fin de repeler posibles ataques aliados (como por ejemplo el del día D). La Organización Todt llevó a cabo este monstruoso proyecto. No se consiguió finalizar y nunca llegó a ser una muralla uniforme sino que en conjunto era algo más parecido a una sucesión de puestos fortificados. En 1943 y ante las sospechas de una inminente invasión aliada desde Inglaterra, Erwin Rommel fue encargado de supervisar el refuerzo y la ejecución de esta gigantesca línea. Como resultado de esto se aceleró el ritmo de construcción y se reforzaron muchos puntos, pero esta muralla sólo llegó a ser consistente en la costa francesa (la zona más adecuada para un desembarco). Concretamente se pensaba en la región de Paso-de-Calais como el lugar más probable aunque finalmente fue en Normandía. Esta "muralla" estaba compuesta por baterías de todos los tamaños (desde enormes baterías de largo alcance -incluso baterías navales como la batería Lindemann- hasta miles de cañones antiaéreos), unas 15.000 construcciones entre búnkeres, asentamientos de artillería y otras, kilómetros de galerías, millones de minas, de trampas anti-tanque y de obstáculos en muchas playas...

Hoy en día se han eliminado muchos restos de estas construcciones (lo cual es lógico), pero quedan muchísimos restos a medio desmantelar y sin identificar en muchos lugares costeros de Europa.


En el caso de Raversijde, la fortificación utiliza y amplía la infraestructura que existía desde la Primera Guerra Mundial (1915) construída con el fin de proteger el puerto de Oostende. Tiene unos dos kilómetros de galerías y una infraestructura que comprende unas sesenta construcciones. La visita, que se hace con audioguía, es bastante interesante aunque puede resultar un poco monótona. Se van recorriendo las galerías y se pueden ver algunos edificios y búnkeres con escenificaciones, muebles y objetos de época, etc.




Se pueden ver varios cañones anti-tanque (PAK36, PAK40) y algún cañón pesado como el K370 de 120 mm asi como varios cañones antiaéreos (FLAK28, FLAK36, FLAK38, etc). Después del desembarco en Normandía se empezaron a instalar piezas de artillería orientadas hacia el interior en vez de hacia el mar.


Las piezas de artillería en el interior de las casamatas estaban menos expuestas pero tenían un ángulo de tiro relativamente reducido. Se pueden ver los emplazamientos vacíos de muchas otras piezas en el exterior montadas sobre un eje que podía girar completamente. Hacia la parte interior se exponen una serie de obstáculos utilizados en las playas y diversos objetos. En el edificio principal se encuentran la sala de tiro y de comunicaciones donde se puede ver una máquina Enigma. También se recrean varios abrigos para la tropa, salas de provisiones, etc.








Sorprendentemente las fotos están prohibidas en este lugar, no deja de ser curioso teniendo en cuenta el tamaño del sitio...

Unos cuantos enlaces:
La página oficial, aquí y aquí.
Página sobre el muro del Atlántico: aquí y aquí.
Localizaciones de búnkeres del muro del Atlántico, aquí.
La Organización Todt, en Europa en Guerra.
En Normandía hay un museo dedicado al tema.

3 comentarios:

Agustin Ruzafa Almodovar dijo...

Como siempre buenisimo, que envidia me das.
Felicidades

Jose dijo...

Muchas gracias!

Aga dijo...

Creo que he adivinado por qué te has ido a Noruega: para estar más cerca de Gdansk e ir a commemorar el 70 aniversario del comienzo de la WWII el 1 de septiembre?
Vas en ferry o vuelas con Norwegian? Van tmb Merkel, Sarkozy y Putin. Cuando lo veas, porfa pregúntale cuándo por fin dirán la verdad sobre Katyn, jeje.
Bueno, Gdansk está un poco lejos de otra obra de la organización Todt- los túneles del castillo de Ksiaz (los mencioné en algún post)- pero si ya vas ahí...
Ah, y en Gdansk tómate una Heweliusz- deliciosa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails