19 mayo 2009

Brûly-de-Pesche

En el pequeño pueblo de Brûly-de-Pesche se encuentra un interesante vestigio de la Segunda Guerra Mundial: un cuartel general alemán en el bosque que está justo al lado del pueblo.


Brûly-de-Pesche, 1940

En mayo de 1940 los alemanes llegaron al pueblo y dieron tres horas a la población (unos 150 habitantes) para irse con sus pertenecias, al igual que hicieron con las poblaciones vecinas. Nadie supo el por qué hasta mucho más tarde. El frente estaba avanzando muy rápido y Hitler quiso tener un cuartel general más cerca de éste para dirigir la Campaña de Francia. Se instaló en él el 6 de junio de 1940. A este cuartel general se le conoce como Wolfsschlucht.


La construcción de los dos búnkeres se realizó en unas dos semanas, (organización Todt) incluyendo las tres casas de madera que servían como residencia, oficinas, etc. Desmontaron el campanario de la iglesia para convertirlo en depósito de agua (para la construcción de los búnkeres y también para el abastecimiento posterior). Al marcharse el 28 de junio de 1940 derribaron las casas y volvieron a montar el campanario tal y como estaba. No destruyeron los búnkeres, no se conoce exactamente el motivo (al ser tan recientes el hormigón no estaba totalmente fraguado y hubiera sido posible destruirlos sin dificultades excesivas). Quizá pensaban volver a utilizar estas instalaciones. Aquí hay una maqueta del lugar (pueblo y cuartel general).


Brûly-de-Pesche, 1940 y época actual

El búnker principal (el de Hitler) está abierto y se puede ver por dentro. El segundo está un poco más alejado en el bosque y debe ser similar o un poco más pequeño (no lo vi). Se empezó a construir un tercer búnker pero no se acabó. Muy cerca del cuartel general hay un prado que se utilizó para el aterrizaje de pequeños aviones Storch (que utilizó, entre otros, Goëring para desplazarse desde su tren blindado de Yvoire).


El búnker principal es un cubo de hormigón de unos siete metros de lado y unas 600 toneladas preparado para resistir los explosivos utilizados en 1940. A pesar de las dimensiones el espacio interior es muy exiguo ya que las paredes son extremadamente gruesas. Tiene un pasillo que cruza el búnker y comunica las dos entradas y una diminuta habitación interior de unos cuatro metros cuadrados (a ojo) que tiene varios orificios de ventilación y un tubo para el desagüe. La persona que atendía el museo ha sido de lo más amable y me ha explicado con todo detalle todo lo que pudo (debió verme pinta de friki, jejeje). Las puertas tienen dos paneles para que en caso de bombardeo el acceso no quede bloqueado por los escombros y sea posible escapar por el panel superior. Puedo asegurar que pesan una barbaridad y cuesta muchísimo moverlas.

La marca blanca en el exterior es el nivel interior del suelo




Este árbol ya estaba cuando se construyó el bunker y está justo enfrente de la única apertura que hay hacia el exterior (esto es así para dificultar el lanzamiento de explosivos hacia el interior).



También hay un barracón camuflado a pocos metros del búnker con capacidad para unas 30 personas:



Dos de las casas se reconstruyeron tal y como fueron en su día y albergan el museo. Hay que decir que no es un sitio con mucha afluencia de público aunque es un lugar muy interesante y muy instructivo. Una de las casas expone cosas relacionadas con la llegada de los alemanes al pueblo y lo que ocurrió mientras estaban allí.


La segunda casa trata sobre la resistencia belga, el material que usaban, como funcionaban, la red organizativa, sus acciones, como vivían en los bosques, etc. Muy interesante.


En cada uno de los edificios se proyecta una película de unos 20 minutos. El museo es pequeño y parece que no cuenta con unos medios muy grandes (maquetas, maniquís, etc) pero todo está hecho y presentado con mucho esmero y está muy bien explicado, mucho mejor que otros sitios que visité.


Algunos de los periódicos del 8 de mayo de 1945

Desde este lugar Hitler partió a Compiègne para firmar la capitulación de Francia el 22 de junio de 1940. La "batalla de Francia" se había iniciado pocas semanas antes, el 5 de mayo. Hitler quiso asistir personalmente a la ceremonia que tuvo lugar en el mismo vagón donde se firmó el armisticio en noviembre de 1918: fue una venganza en toda regla por la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial. Creo que leí en algún sitio que los alemanes destruyeron el vagón justo después, por si acaso, pero no estoy seguro de eso... Desde este cuartel general Hitler también hizo su visita "turística" a París el 26 de junio de 1940.

El museo no tiene página oficial pero aquí hay información. Un sitio muy interesante a pesar de lo pequeño que es y a destacar la amabilidad y el interés de la persona que atendía. Muy recomendable.

A muy pocos kilómetros del pueblo se puede ver este memorial para las víctimas del grupo de resistencia "Hotton" que colaboró con el S.O.E. británico.


Enlaces:
Organización Todt en Europa en Guerra.


9 comentarios:

Cueva, cueva dijo...

Este sitio me ha dado mucho miedo!!! En medio del bosque, tiene un toque realmente siniestro!!!

Agustin Ruzafa Almodovar dijo...

Muy bueno el articulo, !que envidia!
Felicidades

Agustin Ruzafa Almodovar dijo...

Muy bueno el articulo, !que envidia!
Felicidades

Logan y Lory dijo...

Nos ha parecido una historia muy interesante. El lugar debe de ser precioso y punto estratégico clave para las pretensiones del ejército alemán.

Las fotos preciosas.

Un saludo

felix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Félix Gil Feito dijo...

Hola Jose. Un excelente reportaje, como siempre. Este tipo de Museos son los que más me gustan, lejos de las masificaciones de los grandes memoriales.
Bélgica fue esencial como rampa de lanzamiento de la campaña de Francia, y posteriormente para intentar parar la ofensiva aliada en el Oeste, de ahí la gran cantidad de enclaves estratégicos que están repartidos por toda la geografía belga.

Veo que estás aprovechando al máximo tu temporada en Bélgica! lo cual se agradece la verdad.;)

Felicidades de nuevo.

Jose dijo...

Hola a todos, me alegro que os haya gustado! Pronto publicaré más cosillas, esta vez por el norte de Francia... hasta ahí puedo leer ;)

Félix Gil Feito dijo...

Hola.

Vaya! Por fín vas a ir a Normandia! Me alegro mucho, se que no te defraudará. Estoy deseando que nos traigas esos nuevos reportajes Jose, para rememorar mi viaje de hace dos años, que espero poder repetir muy pronto.

Un abrazo.

Jose dijo...

Hola Félix!

Todo se andará, pero de momento no me toca ir a Normandía. Es una visita que prepararé a conciencia... algún día. Esta vez fue una excursión más rápida de un solo día al norte de Francia pero que me pareció muy interesante. A ver si me pongo al día con el blog porque ya van 2 semanas de retraso y el trabajo acumulándose, jeje!

Saludos y... ya te preguntaré cuando toque Normandía!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails