31 diciembre 2008

Tamron 18-250 mm f3.5-6.3 Di-II Macro


El Tamron 18-250 mm f3.5-6.3 Di-II Macro es un objetivo es muy versátil cuyo principal punto fuerte es ahorrar mucho peso y mucho espacio en la mochila. La gente puntillosa afirma que la calidad ofrecida por los objetivos todoterreno es muy inferior a los otros. La verdad es que leí eso tantas veces que me esperaba a resultados bastante peores! Es un poco perezoso para enfocar, eso sí, pero a cambio de ese inconveniente ofrece un zoom de casi 14X sin tener que cambiar de óptica (con la pereza que da eso en según qué situaciones) con una calidad más que razonable si uno no es un purista. El objetivo pesa lo suyo pero no es excesivamente voluminoso (recogido), es sólo un poco más grande que un 18-55 mm. Al extenderse se larga bastante, como cualquier tele.


Como única pega, el objetivo se despliega por iniciativa propia debido al peso de las lentes. Hay una pequeña pestaña para bloquearlo (bastante difícil de manipular por cierto) pero únicamente se puede bloquear cuando está en posición recogida. Es un poco frustrante que el objetivo se abra solo al echar la cámara al hombro sin haber accionado el bloqueo o cuando se inclina la cámara para ver las fotos que se acaban de hacer.


Éste el rango focal que abarca este objetivo:





Y así queda el trasto desplegado:


Comentarios del objetivo: aquí.

27 diciembre 2008

La Nueve

En un rincón anodino, en un lateral del quai Henry IV, casi en la rampa que baja hacia el Sena, se encuentra un discretísimo homenaje a la 9ª Compañía de la 2ª División Blindada del general Leclerc, también conocida como "la Nueve".


Con una pequeña placa en la que se lee el sencillo texto "Aux républicains espagnols composante principale de la colonne Dronne" (A los republicanos españoles, componente principal de la columna Dronne), la ciudad de París recuerda a los republicanos españoles exiliados que componían casi exclusivamente (146 de 160) esta compañía que, por paradojas del destino, fue la que recibió el encargo de adelantarse para asegurar que las primeras fuerzas en entrar en París fuesen francesas.


Esta compañía luchó en muchos frentes durante la SGM: en el norte de África, en Normandía, en Alsacia, en Estrasburgo y en el Berghof (Alemania), además de protagonizar la liberación de París. Hubo que esperar nada menos que 60 años, (el 24 de agosto 2004) para que el ayuntamiento de París colocara esta discreta placa, casi escondida, con una sencilla frase que creo que no aclara demasiado lo que esta gente hizo.

Esta placa y este escueto texto me parecen un reconocimiento demasiado pequeño. Además del valor simbólico de lo que hicieron (ser la primera unidad que entró en la capital ocupada) lo realmente importante fue haber luchado a favor de un país que no era el suyo y que no se acordó de ellos cuando dejó de necesitarlos. Ellos tenían la esperanza que posteriormente les ayudarían a combatir el franquismo pero cuando la cosa acabó del lado francés, De Gaulle dijo la guerre est finie... y ahí acabó todo. Como no podía ser de otra manera, De Gaulle pronunció un discurso en el ayuntamiento el mismo día de la liberación (25/8/1944) en el que "insistió sobre el papel fundamental que desempeñaron los franceses en su propia liberación" (fuente: aquí).

Y por si fuera poco, en esta ciudad pródiga en memoriales bélicos, a unos escasos cuatro o cinco metros pero en un lugar mucho más destacado se encuentra una enorme placa de mármol negro (de varios metros de ancho) con letras doradas, con grandes frases e incluso mapas, para conmemorar la participación de los soldados de los territorios franceses de ultra-mar en la Primera Guerra Mundial.

Que me parece perfecto
.

Pero miro un homenaje, miro el otro justo al lado y no puedo evitarlo: algo chirría.



"Para construir el mito francés de la resistencia, sacrificaron a los españoles. Los especialistas en historia militar han pasado de lado, sin tenerlos en cuenta. La alcaldía de París les ha hecho algún homenaje pero no el Gobierno de la nación." dice Evelyn Mesquida (autora del libro "La Nueve"). No sé valorar lo ajustado de esta afirmación, pero lo que sí intuyo es que si esta compañía hubiera estado compuesta por franceses, ahora mismo habría un homenaje mucho más significativo en medio de la plaza del ayuntamiento.

Unos cuantos enlaces:
Página oficial de La Nueve.
Les espagnols en première ligne.
Ces espagnols qui ont libéré Paris (muy buen artículo).
Españoles en la SGM combatiendo contra el III Reich (y con el III Reich).
Entrevistas de Evelyn Mesquida: aquí, aquí y aquí.
Una foto del día de la liberación: aquí.
Y para acabar, una foto analgésica (26/8/1944), como diría Reverte.


París 3/3

La tercera y última entrega del viaje a París empieza en las alturas! En el último piso de la Torre Eiffel, a unos 310 metros del suelo hay unas vistas tales que así:


Petit Palais, Grand Palais, puente Alexandre III, plaza Concorde:


El inmenso edificio del museo del Louvre:


El metro aéreo cruzando el Sena (puente Bir-Hakeim):




El barrio de La Défense con sus rascacielos:


El campo de Marte, la escuela militar, la torre Montparnasse... y el sol que daba de frente:


El arco de Triunfo:


Los Invalides:



Los jardines de Trocadero:


El Sacré-Coeur, en la cima de Montmartre:


Unos compatriotas que pasaron por aquí:



La plataforma exterior del tercer piso es pequeña y en esta época la gente se suele apiñar en el interior... aguantar aquí fuera cinco minutos sin acabar congelado es bastante difícil:


Con la siguiente foto se comprueban dos cosas:
1) que la gente es una cerda, y
2) que la gente está dispuesta a hacer cola durante muuucho tiempo (...sí, eso de ahí abajo es la fila para subir por uno de los pilares...)


Es una de las visitas que absolutamente todo el mundo hace y por eso se forman unas filas descomunales: es muy recomendable madrugar un poco! Desde el segundo piso mirando hacia arriba:


La Sainte Chapelle es una iglesia gótica del siglo XIII. Realmente esta visita es excesivamente cara para lo que ofrece. Las vidrieras son espectaculares, pero me impactaron más las de la catedral de León.





La situación de esta iglesia es un poco extraña, está rodeada por otro edificio y no se tiene una vista completa desde ningún sitio, una pena!


El Hôtel de Ville (el ayuntamiento):


El Panteón:


La plaza de la Bastille con la columna de Juillet:


Y para acabar, la catedral de Notre-Dame:







Y eso fue todo!

26 diciembre 2008

París 2/3


El museo de Orsay se encuentra en lo que fue la antigua estación de tren de Orsay, construida expresamente para la Exposición Universal de 1900. En los años 40 la estación empezó a caer en desuso para los trayectos de largo recorrido. En 1986 se inauguró el museo.


Una maqueta del palacio Garnier, que visitamos por la tarde:


El Sacré-Coeur:


La sala principal del museo:



Volvemos a pasar por la plaza Concorde:



La visita a la ópera Garnier no es imprescindible. Se accede a unas pocas salas de este enorme edificio. Aquí hay alguna foto. Como se puede ver en las fotos es un sitio sencillo y funcional, casi minimalista:





Desde el balcón, la plaza Ópera:



Por allí cerca hay unas galerías comerciales en las que se puede subir a la azotea (octavo piso) para tener una buena perspectiva sobre la zona:





Subir de noche al arco de Triunfo ofrece una vista muy espectacular, sobre todo cuando el tráfico es denso (...es decir, siempre).



A la Torre Eiffel le pusieron este año una iluminación de bajo consumo de color azul muy apagado que hace bastante difícil sacarle una foto decente.


Es difícil aguantar más de 10 minutos allí arriba con el frío que hace así que... hora de recogerse!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails