02 diciembre 2008

Trípode Gorillapod

Como ya se sabe que esto de la fotografía es una perdición, aquí va mi último tropiezo, o mejor dicho, el último regalo de Cris: un trípode Gorillapod, modelo SLR-zoom. Hasta hace poco éste era el trípode más grande de esta marca (acaba de salir un modelo más robusto y mucho más caro también).


Se trata de un trípode articulado pequeño y ligero que teóricamente aguanta hasta 3,5 kg. Lo probé con la cámara con el tele y la verdad es que aguanta sin problema el peso (...el equilibrio ya sería otra historia). La primera impresión es muy buena.



La ventaja de este engendro es que se puede colocar casi en cualquier posición, enrrollándolo alrededor de cualquier cosa si hace falta. No sustituye un trípode de verdad (porque entre otras cosas hay que pelearse bastante para dejarlo en la posición que se quiere, lo suyo no es la precisión) pero desde luego viene muy bien tenerlo a mano porque es muy ligero (240 gramos).

No necesita cabezal. La rosca que trae es de 1/4 así que se puede enganchar directamente a la cámara. También viene con una arandela adaptadora a 3/8, para poder usarlo con algunos cabezales. Pero ese tipo de arandelas no da mucha confianza porque si se aprieta mucho puede quedar dentro del cabezal y luego para sacarlo es un festival.

El cabezal del Slik le viene que ni pintado:


Mi duda es a ver como aguantan estas articulaciones el uso y el paso del tiempo, a ver si salen holguras o si pierden la rigidez... todo se verá. De momento, muy buena impresión.

3 comentarios:

Cris dijo...

En fin...he perdido la cuenta de los trípodes que tenemos en casa...

Jose dijo...

Me siento halagado! :-)

Aga dijo...

Un supejuguete para los futuros retoños.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails