10 agosto 2008

Desembarco de Normandía en La Coruña


Suena extraño pero así fue, la asociación The Royal Green Jackets recreó, durante la concentración de Ariete 2008, en el monte de San Pedro de La Coruña, una pequeña parte de esta batalla clave de la Segunda Guerra Mundial.

Hay que decir que el escenario se presta, no porque esté en una playa (porque no lo está, está en un acantilado a muchos metros sobre el nivel del mar) sino por las dos baterías de esa época que quedan allí.

Estas dos baterías (Vickers de 381mm) servían en su día para proporcionar a los submarinos del eje un área segura (en las rías de La Coruña y de Ferrol) para poder reaprovisionarse o refugiarse, cubiertos por los 35 kilómetros de alcance de estas dos moles. Se puede ver aquí un post muy interesante sobre estos cañones y sobre el resto de las antiguas instalaciones militares que se encuentran en este parque. Entre estas instalaciones hay un cañón antiaéreo de 88mm (Flak 18) que también se utilizó al final de la representación.

Hubo bastante público a pesar que el sitio no es el más adecuado para ver un espectáculo con comodidad:


Antes de que diera comienzo el espectáculo se pudo ver de cerca los participantes y a los vehículos, y de paso ver alguna imagen curiosa como este oficial alemán de charla con un soldado americano:


La verdad es que se anunciaban 150 participantes pero la sensación es que no eran tantos. El espectáculo estuvo bien, y a contextualización histórica bastante acertada.

La recreación fue muy detallista: hasta el tiempo estuvo medio lluvioso como el 6 de junio de 1944!

Los trajes eran realistas, aunque se vio alguna chapucilla (como ese soldado alemán con gafas de sol, vaqueros y zapatos de calle, ejem!). Las motos alemanas no eran de época (más que nada porque eran Sanglas en vez de BMW, eso fue un poco cantoso).

Al final no hubo aviones de época ni saltos en paracaídas, una pena. No sé si porque el tiempo estaba regular o porque el presupuesto no dio para más...


Empezaba el espectáculo con la espera y la incertidumbre del desembarco aliado...



La narración estuvo bien y contribuyó a una buena ambientación.




Los efectos especiales tampoco eran los de Hollywood, pero bueno, más de un@ se pegó un buen susto cuando explotó la primera carga :-)


Los soldados morían y revivían... hacían falta un par de miles de extras más!






La batalla acabó con la toma del puesto de mando y la recreación remató con la toma del Flak-18. En resumen, estuvo muy bien y fue un evento diferente y original. Durante la representación se grabó un documental. El desarrollo de la recreación se puede ver aquí. Y aquí se pueden ver unas cuantas fotos. Y aquí unas pocas más.

3 comentarios:

Diego dijo...

pepeee...que no fue para tanto, lo que pasa es que a ti te mola el tema!!!

Cueva, cueva dijo...

Realmente es un post que ha sorprendido aunque me ha descolocado bastante, je, je. Las fotos son chulisimas, parecen formar parte de una película y el ambiente también está muy bien. Y lo que es más curioso, tu descripción es especialmente elocuente. Diego tiene razón!!!!, parece ser que este tema bélico de época te gusta especialmente, je, je. La verdad es que debió de ser curioso pero a mi todo lo bélico no me atrae demasiado. Pero a tí te auguraría un prometedor futuro de director de cine de películas bélicas. Te veo bien moviendo a los actores!!!!:

Jose dijo...

Diego, pero cómo dices que no fue para tanto??? Tú sabes lo que costó poner las nubes y la lluvia como el día D? Eso es la hostia, por eso casi no quedó más presupuesto para más efectos especiales!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails