11 mayo 2008

La Cocalière, Trabuc, Cirque de Navacelles

El puente de Saint-Martin d'Ardèche que cruza el río Ardèche:



Al otro lado se ve el pueblo de Aiguèze:



La Cocalière:

La cueva de la Cocalière forma parte de una extensa red de cuevas que todavía a día de hoy se está explorando.

Alardea de ser "una de las tres cuevas más bonitas de Francia"... parece bastante exagerado. Es una cueva interesante por los gours que tiene, que parecen muy profundos pero sólo tienen 2 ó 3 centímetros y que reflejan como un espejo todo lo que hay alrededor.

Es una visita dominguera y multitudinaria, está orientada a un público... como diría... pues eso, dominguero. Prohibido hacer fotos, algo totalmente injustificado en este tipo de cueva. El guía regular, dio poca información, sin embargo se explayó buscando parecidos razonables con las estalagmitas (que si la virgen, que si la casa de los pitufos, que si un dragón... lo dicho, una visita dominguera). El colmo del dominguerismo es el tren que hay a la salida para volver a la entrada principal.

Como curiosidad, hay una sala en la que hubo un derrumbe, nadie sabe por qué y es el único sitio de esta extensa red de cuevas donde ha ocurrido algo así. También se pueden ver esos pececillos que son como gambas blancas, los que habíamos visto en Labeil. Quizá lo más interesante que contó el guia fue como llegaron hasta ahí, en la época en la que el mar cubría toda esa zona... al retirarse, quedaron depósitos de agua donde quedaron atrapados estos bichos, hasta el día de hoy, alimentándose de microorganismos.

Tengo la teoría de que las cuevas buenas no tienen inconveniente en que la gente haga fotos (salvo cuando la prohibición está plenamente justificada, como Niaux, Labouiche, etc). Sin embargo las que no son tan buenas tienen reparos en que la gente pueda llevarse imágenes...
Trabuc:

La cueva del Trabuc es una cueva con muy buena fama. La primera impresión no es muy allá, la compra de las entradas es caótica, las taquillas abren con muy poca antelación a las visitas y después de hacer cola hay gente que se queda sin poder hacer la visita. Falta organización.

Se autorizan las fotos aunque se reservan el derecho de prohibirlo cuando los grupos son muy numerosos. Hay un cartel muy discreto que pone que están prohibidas... lo mejor es meter la cámara y ver qué pasa.

No todo fue malo, la guía estuvo francamente bien. Hay formaciones muy destacables, alguna banderola enrme, y unos gours imponentes (en ningún otro sitio hasta el momento hemos visto gours de ese tamaño).



Hay una estalagtita con su estalagmita que están torcidos. Esto es debido a las corrientes de aire en el interior de la cueva que fueron desplazando el punto de salida/caída de las gotas de agua. Realmente muy curioso.


También hay una cascada:


Esta cueva tiene algo único: la sala de los cien mil soldados. Son pequeñas puntas de carbonato cálcico formado por electrolisis dentro del agua, Ahora mismo no están submergidas y van siendo recubiertas por las arcillas que se depositan. Tienen ese nombre porque parece la maqueta de un ejército. Estas extrañas formaciones se podrían coger y levantar del suelo porque no están unidas.



La cueva fue habitada y también sirvió de refugio a ladrones. Se encontraron muchos objetos en ella y su nombre se debe a un trabuco encontrado allí.

Antes ofrecían una vista espeológica larga pero por lo visto era tan exigente y tan complicada (había tramos de "tubo" de 12 metros y cosas así) que decidieron cambiarla por la que se puede hacer ahora, de unas 3h30.






El cirque de Navacelles es un sitio espectacular formado por un antiguo meandro del río que excavó las gorges de este lugar.






No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails