01 mayo 2008

Ruta Lozère 1/4: Clamouse, Demoiselles, Millau

Clamouse:

La cueva de Clamouse no está nada mal, tiene bastantes formaciones, incluso cristales de aragonita.



Tiene un nivel inferior por el que pasa un río y que suele desbordarse al nivel superior y salir por la entrada natural, como una cascada, en la época de lluvia.

Aunque la impresión general es que parece bastante descuidada (el mejor ejemplo de esto es el cartel apoyado sobre una concreción de aragonita…).



Al principio de la visita hay un vídeo explicativo que está muy bien, con animaciones en 3D que explican muy bien la formación de la cueva y de las concreciones. El resto de la visita no estuvo tan bien, el guía fue bastante aburrido y se limitó a recitar su texto de forma monótona.

También hubo un espectáculo de “luces y sonido” que la verdad estaba bastante fuera de lugar.









Demoiselles:

La cueva de Demoiselles impresiona ya desde fuera por el tremendo edificio que tienen montado en la entrada. Pero lo mejor está dentro... La visita empieza con una subida en una especie de funicular hasta el nivel de la entrada.


Esta cueva se conoce desde hace mucho tiempo debido a que su entrada natural es un aven o sima. Se dice que fue descubierta por un pastor que buscaba una de sus ovejas que se había perdido. Al oirla y no verla se fue adentrando cada vez más, a la luz de una antorcha. Llegó a la sala de la catedral donde se vio rodeado por mujeres que bailaban alrededor de él (luz fluctuante de la antorcha sobre las estalagmitas)... y de ahí el nombre (Demoiselles).

Ésta es la entrada natural:



Se pasa por una serie de salas (donde se encontraron restos de osos) hasta llegar a la sala principal, la sala de la catedral, una cavidad vertical gigantesca, con un tamaño que es difícil valorar a simple vista. Uno se encuentra de repente asomado al vacío, tanto hacia arriba como hacia abajo: simplemente espectacular. Las inmensas columnas ya no sostienen el techo ya que se van hundiendo debido a su enorme peso y por lo tanto el techo acabará derrumbándose con el tiempo. Ahora tiene unos 17 metros de grosor.

Asusta pensar en las condiciones en que se movían por estas paredes los primeros espeleólogos. Alfred Martel, que es considerado el padre de la espeología, la exploró en 1889. Dos de los primeros exploradores se mataron en esta sala cayendo al vacío.



Parecidos razonables?






El guía fue muy ameno, contó muchas cosas y muy interesantes. Una visita muy recomendable.


Ya al aire libre, merece la pena acercarse hasta el pueblo de Millau para ver el viaducto que permite a la autopista "sobrevolar" el valle del Tarn. Una foto aérea del bicho en cuestión aquí. Este puente es una bestialidad, sus pilares más altos miden entre 250 y 300 metros. Hasta tiene página web!


No! Esto era una vista del pueblo, el viaducto es éste:



1 comentario:

Cueva, Cueva dijo...

Dios mío!!!! Por favor, pero que de cuevas hay en Francia, realmente impresionante!!!! EN serio, además, estas consiguiendo un nuvel de calidad en tus fotografías decuevas que me asusta, sobretodo porque vas en visitas turísticas y no creo que tengas demasiado para pararte a pensar. Lo único que no te perdona es que sigues sin probar lo del balance de blancos. Por el amor de díos!!! Que vas con una Pentax K10D, la próxima vez que vayas a una cueva de estas tiras alguna foto que creas que vaya a salir bien en formato RAW, y me la envias, yo lo toco el Balance de blancos a posteriori para dejarla en el color que creo yo que es natural de una cueva (sin la componente amarilla) y montamos un FotoTec que creo que sería el primero. Por cierto, para cuando un FF!!!!.

Oye, esta última cueva es realmente espectacular!!!! Desde luego no he visto nada igual!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails